“Jone Martínez tiene una voz con lo que se podría llamar un timbre de limpieza angelical.”